sony-reader

Por Peter Wayner
The New York Times

Steve Jordan, un novelista de ciencia ficción que edita su propio material, tiene que responsabilidades paralelas, pues debe ocuparse de los contenidos de sus libros y decidir la forma de entregarlos a sus los lectores de la Web. Vendiéndolos en seis formatos en mi sitio web”, dijo Jordan y acorde al que  prefieren, puedo proporcionárselos”, así mismo el autor no publica sus novelas en formato impreso.

Los usuarios utilizan diferentes dispositivos para este innovador modo de leer, algunos de ellos  poseen dispositivos como Kindle (Amazon), iPhone (Apple) y Reader (Sony) y otros lo hacen a través de los teléfonos inteligentes y algunos utilizan computadoras portátiles.

Cada empresa mediante estrategias comerciales, enfocan a las necesidades del usuario, pues la persona con poco tiempo libre puede leer mientras va a su empleo, en un rato de almuerzo entre otras variables. La gran captación de usuarios a través de los diferentes dispositivos móviles que son capaces de mostrar unas líneas de texto, están adaptados para desempeñar la relación lectura-lector.

La proliferación de formatos se ha producido, que la mayoría de las compañías forman parte del mercado de los libros electrónicos impulsen sus propias normas. En la era digital muchas empresas adoptaron el formato e-Pub desarrollado por International Digital Publishing Forum , un consorcio de la industria. Sony anunció en agosto que adoptará el formato ePub también.

Por otro lado, Amazon, que domina el mercado de los libros electrónicos, aún comercializa su propio formato para el lector Kindle. Pero ahora también es propietario de dos empresas ( Mobipocket y Lexcycle ) que venden libros electrónicos y software de lectura para teléfonos inteligentes. El formato del Kindle, el dispositivo de Amazon que domina el mercado de los libros electrónicos, es propietario y no compatible con otras plataformasFoto: Reuters.

Un libro impreso tiene una forma fija, un libro electrónico puede cambiar su apariencia. Neelan Choksi, , dijo que ese fue el motivo por el cual él y sus colegas trabajaron fue con el fin de ofrecer a los usuarios para que puedan cambiarle detalles a gusto personal, etc .

El mercado varía los modos permanecer “on line”, los editores venden aplicaciones únicas que sólo muestran un libro. Esto simplifica el trabajo para el ocasional lector de libros electrónicos, pero no ayuda a aquellos que quieren construir una biblioteca electrónica amplia y tal vez el formato ePub cambie eso.

Los lectores dedicados compiten con los teléfonos celulares y con las computadoras que tienen pantallas más brillantes, a todo color, iluminadas por luz de fondo. Las baterías tal vez no duren tanto, pero las pantallas se pueden cargar más rápido, permitiendo de este modo a los programadores agregar trucos visuales animados, tales como la simulación de dar vuelta una página.

Andrew Herdener, un portavoz de Amazon, dijo que la compañía no espera que los clientes hagan toda su lectura en Kindle. “Nuestro plan es hacer que los libros de Kindle estén disponibles en diferentes dispositivos y plataformas”, agregó. La compañía distribuye un lector Kindle para iPhone, por ejemplo.

Wattpad.com , que se describe a sí misma como una “comunidad para la publicación, la lectura y el intercambio” de libros electrónicos, dice que su software de lectura funciona en cientos de modelos de teléfono. Esto ha contribuido a la expansión de la compañía, incluso en lugares como Vietnam, Indonesia y Filipinas, señaló Allen Lau, cofundador de Wattpad.

Wattpad permite que los libros electrónicos sean leídos en teléfonos pequeños, accesibles desde el punto de vista económico en países donde las personas poseen poco acceso por su ingreso.

Los grandes consumidores de tecnología, como Japón, los dispositivos porque son más fáciles de trasladar y Lau comentó que incluso hay gente que escribe novelas completas en su teléfono móvil, novelas que podrían tener 300 páginas si se las publicara en formato de libro impreso.

Escribir el libro en sí es sólo el comienzo. Nick Cave, músico de rock y autor, utilizó un iPhone para escribir un capítulo de su segundo libro, “The Death of Bunny Munro”. Él y su colaborador musical de muchos años, Warren Ellis, luego desarrollaron una partitura original para el libro.

© NYT Traducción de Ángela Atadía de Borghetti

El texto tiene algunas variaciones de Allreadybiz.

Fuente: La Nacion