He tenido la ocasión de conocer a los fundadores de una empresa sorprendente para nuestro país: Next Limit, una pyme que vende software a las empresas de efectos especiales y que ha perfeccionado tanto su técnica para efectos con líquidos (agua, lava, sangre…) que tienen entre sus clientes a los mejores estudios de Hollywood. Es más, ellos también han ganado un Oscar de la Academia con este producto del que os hablo, y que se llama RealFlow.

Entre las muchas anécdotas que me contaron me llamó la atención que se quejaran de que la productora Dreamworks (la de Spielberg) hubiese utilizado unos efectos muy parecidos a los suyos en la película Antz (justo después de haber probado RealFlow durante unos meses). Dicen que persiguieron por las ferias a los responsables de esos efectos, y que les evitaban.

La anécdota llama la atención porque un gigante pueda “copiar” a un pequeño, pero sobre todo por lo desprotegidos que están algunos productos (los poquísimos que hay en España) en los que se ha invertido mucho tiempo y dinero en I+D para colocarse en la primera posición del mercado. Y aún así, ellos lo tienen asumido. Es el juego en el que han entrado y sólo toca “intentar ser más rápido que los demás para seguir triunfando”, dicen.

Sí se quejaban, en cambio, de lo solos que se encuentran en el mercado. En España y en todo el mundo. Dicen que su modelo de negocio y el nicho en el que se han metido les deja casi sin competencia real: su principal actividad es el desarrollo de tecnología que venden a empresas de efectos especiales, pero no son una empresa de efectos especiales. Quieren que se les conozca como una empresa que desarrolla productos de realidad virtual (de momento, imágenes virtuales de líquidos y de efectos de luz) para otras empresas.

Seguramente están tan solos porque la mayoría desconocemos las posibilidades para emprender que hay en torno a algo que aún nos suena a ciencia ficción como es la realidad virtual, cuando en realidad se está aplicando a muchas cosas especialmente prácticas: diseño industrial, planes de defensa, de seguridad, de medicina…

Periodista: Pilar Alcázar

FuenteServicioshf