El aprendizaje (en cualquiera de las áreas que se lo aplique) es un continuo proceso de cambio, pues en si mismo contenido que transmite conocimiento y si a ello le aplicamos las herramientas informáticas, hay que aprender a distinguir la información útil de aquella que no lo es.

Cuando las orientaciones didácticas proponen diferentes criterios para trabajar los contenidos, de modo que se pueda:  que el alumno pueda descubrir la capacidad lógica, logrando realizar la formulación de preguntas y respuestas a través de experiencias previas, a fin de poder resolver cuestiones prácticas con estrategias poder integrar kis ejes que conforman la enseñanza habitual con la enseñanza aplicada a las TICS.

Entonces es fundamental la articulación entre las prácticas que propone la institución de modo tradicional con las propuestas pedagógicas en la era digital, donde es fundamental que los docentes se capaciten para poder  propiciar una interacción con los alumnos y fomentar en ellos el uso de las herramientas informáticas, posibilitando la digitalización como medio de comunicación entre los contenidos curriculares, los docentes y los alumnos.

Como conclusión de este escrito, debemos propiciar el ensamble de la enseñanza con el aporte de las herramientas, a fin de poder aportar una socialización de experiencias que serán aplicadas a la brevedad a fin de que el aprendizaje, sea aplicado y así concretar el modelo propuesto.

Experiencias propias que se complementen con la educación a través de aprendizajes ensamblados con las nuevas herramientas informáticas.