Un diario “a la carta” nacido hace apenas dos semanas ha conseguido captar el interés de los periodistas reunidos en un congreso mundial en Hyderabad. “Irónicamente, somos nuevos siendo muy tradicionales”, dice Oliwia Serdeczny, la joven directora de Relaciones Internacionales de Niiu, marca del nuevo “periódico personalizado” lanzado al mercado en Berlín. Niiu, palabra que no significa nada pero suena a nuevo, ha compartido protagonismo con otras propuestas como la checa Naseadresa (nuestra dirección), que apuesta por la noticia “hiperlocal”.

El rotativo Niiu nace de la idea de permitir que el lector se “componga” desde Internet diariamente el periódico que desea recibir en su casa: tiene 20 páginas para rellenar a su gusto y, de momento, tiene 17 periódicos alemanes -como el Bild– y de otros países para elegir. Con cabecera personalizada y un precio de 1,8 euros, reducido a 1,20 para estudiantes, Niiu confía en atraer al lector joven y aspira a captar mercado en Alemania y, después, el internacional.

“Los grandes temían que les quitáramos clientes”, admite Serdeczny, que explica que éstos reciben un pago por cada página impresa para Niiu y, eventualmente, tendrán que asumir un reparto de los ingresos publicitarios.

Niiu da un paso más allá en la propuesta del portugués I, que destierra las clásicas secciones de los periódicos y busca una audiencia “sofisticada” dispuesta a pagar bien por noticias impresas.

Los participantes en los congresos paralelos de la Asociación Mundial de Periódicos y el Foro Mundial de Editores que se celebran estos días en la ciudad sureña india de Hyderabad parecen dar por sentado que será difícil cobrar por las ediciones digitales de los periódicos, con estudios que revelan que un 63 por ciento de los internautas se niegan a ello.

Como quiera que el desembarco en la red no ha supuesto los ingresos publicitarios deseados -parece haber unanimidad en que el gran rival ha sido el buscador Google-, en Hyderabad se han escuchado distintas iniciativas para rentabilizar la inversión hecha en Internet.

Otra propuesta reciente parte de la República Checa: Naseadresa está a medio camino entre el periódico local y la red social Facebook con la idea de concentrarse en la noticia más cercana, aunque ésta sea el cumpleaños de un vecino o las clases de danza del vientre del barrio. El proyecto piloto, iniciado en cuatro distritos checos, consiste en el lanzamiento de semanarios impresos y páginas web junto a la apertura de un “café” en el que los periodistas están accesibles para el ciudadano. En 13 semanas, Naseadresa subió de 4.500 a 18.000 suscriptores de pago y logró 50.000 visitantes en sus webs, datos que superan a los rotativos tradicionales en la zona-piloto, según el responsable de Estrategia Roman Gallo, quien está convencido de convertir a este medio en el de mayor circulación del país en 2011.

Fuente:  Diario El País