Facebook da a los internautas registrados en su sitio más opciones para controlar quién tiene acceso a sus mensajes. Permitirá, por ejemplo, abrir los perfiles personales a la audiencia global de la citada red social.

La medida, introducida a través de una ventana que aparece al tratar de iniciar sesión en la red social, es un primer paso para abrir parte del sitio web, accesible por ahora sólo a los usuarios registrados, a una audiencia más amplia dentro de Internet. El interés creciente de buscadores de Google y Microsoft por incorporar a sus resultados el contenido generado en Facebook ha llevado a la red social a animar a sus usuarios para que decidan quién puede ver su información en base a su contenido, a la razón por la que se comparte y la audiencia a la que se desea llegar. “Queremos responder a las demandas de la gente que quiere compartir su información de maneras diferentes”, dijo en un comunicado Elliot Schrage, vicepresidente del departamento de comunicación de la red social.

Para ello, Facebook ha creado una nueva herramienta, llamada “control de privacidad de la edición”, que facilitará a los usuarios configurar la magnitud de la red con la que quieren compartir cada uno de los contenidos que publican en el mismo momento de hacerlo.

Con el objetivo de simplificar ese proceso, la red social suprimirá también sus redes regionales, que cubren una ciudad o un país entero y que cuentan, en muchos casos, con millones de miembros. En su lugar, Facebook ofrecerá cuatro opciones de redes con las que compartir cada contenido: “Amigos”, “Amigos de amigos”, “Todos” y “Personalizar”. Así, los usuarios podrán compartir un determinado elemento con sus amigos personales pero no con sus compañeros de trabajo, o incluso seleccionar uno a uno los usuarios que podrán verlo. Además, la página de configuración de seguridad presenta desde hoy un aspecto diferente, “más intuitivo”, a raíz de las quejas de usuarios preocupados por la privacidad. Los responsables de la red social subrayaron que estos cambios no significan que vaya a ofrecer el contenido publicado a terceros, como sostienen muchos de sus detractores.

Críticas

“Facebook nunca ha compartido información personal con anunciantes, excepto bajo la dirección y control de un usuario. Estas nuevas herramientas no alteran esa política o práctica”, asegura el comunicado. La compañía también pretende enseñar a sus usuarios a utilizar la red social “de forma responsable”, reconociendo que “los usuarios pueden considerar sensibles ciertas informaciones”. Por ejemplo, cuando un usuario desee añadir su número de teléfono al apartado de información personal, se encontrará con un mensaje que le recomendará restringir esa información a un círculo pequeño.

Asimismo, la red social limitará la visibilidad del contenido creado por los usuarios menores de 18 años, que no podrán acceder a la opción de poner el contenido a disposición de toda la red, y cuyo círculo más amplio serán sus amigos o los amigos de sus amigos. El cambio en las opciones de seguridad responde también a las presiones de la competencia con servicios rivales como Twitter, donde toda la información es pública y accesible a cualquier internauta a través de los grandes buscadores.

Los cambios no han sido bien recibidos por todos. Según The San Francisco Chronicle, organizaciones defensoras de la privacidad han avisado que muchos miembros de esta red social pueden dejar abierto su pefil y lista de mensajes a todo el mundo sin advertirlo.

Fuente: Diario El País