El lector de libros electrónicos incorporará órdenes de voz y la capacidad de aumentar el tamaño de las fuentes.

Amazon va a añadir a su eReader Kindle nuevas prestaciones orientadas a las personas invidentes o que tienen deficiencias visuales. Entre ellas se encuentran la introducción de una serie de menús audibles, la lectura en voz alta y la posibilidad de incrementar el tamaño de las fuentes.

La segunda de estas prestaciones ya está incluida en el gadget aunque con muchas limitaciones. Para activarla es necesario navegar por algunas pantallas de menús de texto, los editores tienen la posibilidad de bloquearla para sus obras y el uso del servicio requería un pago extra.

La tienda online ha anunciado que finalmente incorporará estas características a mediados del próximo año pese a la oposición de algunos autores y editores, que afirman que podrían hacer disminuir las ventas de los libros de audio.

Las innovaciones se han anunciado un mes después de las quejas de la Universidad de Syracuse en Nueva York y la Universidad de Wisconsin-Madison, que han hecho presión para que no se use el dispositivo para distribuir libros de texto arguyendo que no era accesible para los estudiantes con problemas de visión, según recoge Associated Press.

Chris Danielsen, portavoz de la Federación Nacional de Ciegos (NFB), señaló que ven como positivo el compromiso de Amazon con la comunidad invidente pero que aún desconocen lo suficiente sobre las nuevas características como para decir si satisfacen adecuadamente sus necesidades.

Autor: Alberto Payo

Fuente: Itespresso