Con la premisa de superar la brecha digital e incorporar masivamente las nuevas tecnologías de la información en las aulas, para fines de 2010 todos los estudiantes de cuarto a sexto de las escuelas técnicas públicas tendrán una computadora portátil en sus manos.