Esta noche en Silicon Valley, Google presentará su propio teléfono móvil, Nexus One, o al menos en ello coinciden todas las informaciones. Formalmente, la empresa ha convocado una rueda de prensa para hablar del sistema operativo Android, pero sería una decepción mayúscula si no levantara finalmente el telón sobre su primer móvil. A lo largo de las últimas semanas se han ido filtrando datos sobre el producto e incluso una blog tecnológico, Engadget, ha publicado un vídeo con el primer test.

El precio en Estados Unidos será de 530 dólares,en venta libre. La compra subvencionada a través de un contrato con la operadora T-Mobile supondrá 180 dólares. No hay datos sobre el precio en el extranjero pero presumiblemente será más caro. El modelo probado por Engadget no es 3G ni permite realizar zooms en la pantalla táctil, pero la versión europea seguramente será 3G. La pantalla táctil tiene 3,7 pulgadas y una resolución de 800×480 píxeles. La cámara de fotos es de cinco megapíxeles con flash led. Lleva un procesador Qualcomm QSD8250 Snapdragon (1 Ghz), tiene 512 MB de memoria ROM y 512MB, de RAM, conexión wi-fi y bluetooth. La batería puede suministrar 12 horas de trabajo a pleno rendimiento y el peso es de 130 gramos.

El móvil va equipado con el sistema operativo de Google, Android. Tras los primeros rumores de que Google lanzaría su propio teléfono algunos expertos mostraron su perplejidad porque la compañía entrara a competir con sus propios clientes, los fabricantes de móviles que incorporan Android. Con todo, ésta no será la única incursión de Google en el hardware. Está en negociaciones con varios fabricantes para sacar al mercado un notebook con el sistema operativo Chrome.

Fuente: El País