Nueve universidades catalanas y una de Castellón han decidido colgar en un sitio de Internet (www.mdx.cat) los materiales que utilizan algunos de sus profesores en las clases, los clásicos apuntes. Los apuntes salen así del aula y de la máquina de fotocopias y se socializan en la red.

De momento, hay en este sitio de Internet 900 documentos de 829 profesores universitarios. El acceso es gratuito, aunque en algún caso está restringido a los miembros de las universidades. Los materiales didácticos están en castellano, catalán e inglés. Se cuelgan ejercicios, materiales escritos, vídeos y páginas web.

Hay universidades que ya cuelgan en la red materiales de sus profesores, pero es la primera vez que se reúnen en un portal apuntes y materiales de trabajo usados en el aula por docentes de varias universidades, según los promotores de esta página web.

También hay alumnos que se intercambian materiales didácticos por la red. Ahora se juntan en un único portal 10 universidades:la de Barcelona, la Autónoma de Barcelona, la Politécnica de Cataluña, la Pompeu Fabra, la de Girona, la de la Rovira i Virgili, la Oberta de Catalunya, la de Vic, y la Jaume I, esta última de Castellón.

La iniciativa la ha promovido la Generalitat junto a las universidades, el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Cataluña (CBUV) el Centro de Supercomputación de Cataluña (CESCA). Se puede buscar material por el nombre del profesor, por materias y por fechas, y se descargan en Pdf. No está previsto por ahora que los alumnos también puedan colgar sus materiales, pero el comisionado de Universidades de la Generalitat, Joan Majó, no descarta que esto ocurra en el futuro.

“Son los profesores quienes deciden si se cuelgan sus materiales”, explica Anna Casaldàliga, subdirectora de la biblioteca de la Pompeu Fabra, que ha participado en crear este portal. “En algunos casos” puede ser necesaria licencia o autorización, para divulgar este material, añade.

¿Anularán los apuntes en la red las clases presenciales o los clásicos manuales? “No lo creo. Son cosas complementarias”, dice el comisionado de Universidades de la Generalitat. Los profesores son los primeros en querer que se conozca su trabajo. Cada universidad decide si hay una revisión del material antes de ser puesto en la red, pero calidad se le supone, opina Majó, porque “no es lo mismo dar unos apuntes en clase que tenerlos en la red para que otros, alumnos, pero también otros profesores, los puedan consultar”.

“Los estudiantes viven en un mundo digital y los profesores se están adaptando. No está habiendo resistencia de los profesores, lo que hay es necesidad de formación para que puedan colgar sus materiales”, dijo Antoni González Senmartí, presidente del CBUV.

Fuente: El País