Google debe obedecer las leyes y tradiciones de China, dijo Beijing este martes, en un indicio de que las autoridades no cederán en las negociaciones poco después que el gigante de la internet amenazase con sacar sus operaciones del país si el gobierno no relaja las restricciones en la red.

Los comentarios del portavoz de la cancillería Ma Zhaoxu son los primeros de Beijing que se refieren directamente a Google Inc, desde que la compañía dijera que cerrará sus operaciones en China a causa de la censura e intrusiones en su servicio de correo electrónico.

“Las empresas extranjeras en China tienen que adherirse a las leyes y regulaciones de China, respetar los intereses de la ciudadanía en general y las tradiciones culturales y compartirlas responsabilidades sociales. Google no es la excepción”, dijo Ma.

En tanto, en un anuncio que amenaza con escalar la situación, Google dijo hoy que aplazó el planeado lanzamiento de su teléfono celular en China.

“Está aplazado”, dijo la portavoz de Google Inc. Marsha Wang. Explicó que la ceremonia de lanzamiento, planeada para el miércoles, fue cancelada, pero no dio razón alguna para la decisión ni dijo cuándo pudiera ser programado el lanzamiento.

Google anunció el 12 de enero que pudiera retirarse del enorme mercado chino, sacudiendo a la comunidad empresarial internacional y alentando a muchos defensores de la libertad de expresión.

El gobierno chino impone severas restricciones y controles en internet en un esfuerzo por mantener su control del poder. Beijing bloquea el acceso a sitios extranjeros mantenidos por activistas de derechos humanos y disidentes, así como a lugares con material considerado subversivo o pornográfico.

Google dijo la semana pasada que esperaba poder convencer a las autoridades chinas para que aceptasen cambios que permitirían a Google mostrar resultados de búsquedas no censurados. Si no se logra un acuerdo en las próximas semanas, la compañía planea cerrar sus operaciones en China y retirarse.

Fuente e imagen: La Capital