Por unos momentos, la teoría de uno de los principales filósofos de la comunicación fue protagonista en Twitter. Sucede que un falso perfil de Jürgen Habermas logró captar la atención de la prensa y usuarios de la red de microblogging, e hizo creer a muchos que el pensador alemán realmente contaba con una cuenta personal en el sitio.

Cuando el periódico The Guardian anunció que el usuario @jhabermas se había sumado a la tendencia de enviar mensajes de 140 caracteres (tweets), el perfil obtuvo más de seis mil visitas en poco tiempo.

Pero los mensajes resultaron ser copias textuales de su trabajo Comunicación política en la sociedad de los medios de masas de 2006, por lo que varios de sus seguidores entraron en alerta. Incluso el mismo académico salió a afirmar que no se trataba de él, sino que alguien estaba utilizando su nombre y difundiendo sus teorías.

Finalmente, Jonathan Stray, un periodista independiente, especialista en computación y estudios de tecnología, salió a desmentir que sea el filósofo de 81 años el que se encargaba de subir contenidos a Twitter. “Por favor, disculpen, por hacerles creer (al menos, a algunos), que yo era Habermas”, escribió.

Quién es quién

Más allá de que se haya conocido la verdadera historia, los usuarios y medios no se quedaron tranquilos. Este conflicto puso en duda la capacidad del sitio, y de las redes sociales en general, por verificar la autenticidad de la identidad los dueños de los perfiles.

Aún así, los directivos de The Guardian rescataron que los efectos que tuvo la publicación y el hecho de que un filósofo reciba tantas visitas, es una señal de que existe gran interés de parte de los usuarios por consultar a los teóricos de forma online, de manera que invitó a todos ellos a participar de la tendencia del social media.

Fuente: Canal AR