La policía alemana ha registrado a varios expositores de la feria de informática Cebit, que se celebra en Hannover, tras recibir denuncias de empresas que afirmaban que determinadas compañías mostraban productos que violaban sus patentes, según ha manifestado el portavoz del tribunal Michael Siegfried, al periódico Hannover Allgemeine Zeitung (HAZ).

No es la primera vez que esto ocurre en la feria. El año pasado ya se realizó otra inspección selectiva por los mismos motivos. Una de las empresas más activas en las denuncias es la italiana Sisvel, que gestiona patentes de varias empresas de tecnología. El gerente de esta compañía, Alberto Leproni, cuenta a Spiegel Online que en 2008 ya ocurrió. Sin embargo, este año la inspección policial ha estado mejor organizada.

Los equipos inspectores, compuestos por un fiscal y un oficial de policía, han investigado las 14 denuncias interpuestas contra la propiedad intelectual. En ocho de ellas, el juez ha ordenado la incautación de las pruebas. Entre los aparatos incautados figuran reproductores de MP3 y receptores de televisión. También se han hecho con documentación de las empresas sospechosas.

Fuente: El país