Los datos estadísticos sobre el creciente nivel de consumo problemático de drogas legales e ilegales ameritan que se realicen políticas de prevención siendo el ámbito escolar  un escenario privilegiado para implementar estas políticas.

Con tal fin es primordial la capacitación de los docentes en la temática, desde una perspectiva que les permita un abordaje amplio del tema y contribuya a garantizar el desarrollo y la continuidad de la escolaridad de todos los niños, niñas y jóvenes del país. La capacitación se centrará en fomentar en los docentes la capacidad de escuchar y entender a los jóvenes desde estrategias de prevención integral del uso problemático de drogas.

El curso se encuentra dirigido específicamente a docentes de escuelas primarias y secundarias, equipos de apoyo, responsables del acompañamiento de las trayectorias educativas y profesionales que trabajen en la temática de la prevención y el consumo.

Se trata de una instancia de capacitación virtual desarrollada por profesionales del Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, el Ministerio de Educación de la Nación y UNICEF Argentina, que será transmitida por la plataforma de EDUC.AR S.E. de este ministerio.

Fundamentación:

El uso/consumo de drogas resulta una temática compleja por lo que para poder establecer un tratamiento exhaustivo se debe tener en cuenta la multiplicidad de formas que pueden asumir los elementos que forman parte de la misma, entre ellas: diferentes representaciones sociales que se ponen en juego, prácticas individuales y colectivas, imaginarios sociales, sujetos, sustancias, contextos socio-económicos, políticos, culturales e ideológicos en los que se llevan a cabo. La existencia de posiciones hegemónicas sobre el modo de abordar “la problemática de la droga” ha permeado tan fuertemente en las sociedades actuales que resulta difícil muchas veces desarmar estos modos ya instalados que vierten “verdades” de cómo debe ser analizado “el flagelo de la droga”.

Partimos de la idea de que ni la sustancia ni el consumidor son algo “en sí”. Por ello, una premisa fundamental para lograr trabajar estos temas es tener presente una perspectiva relacional: “la droga” no existe como algo independiente de las variadas y diferenciadas formas de su uso, las cuales no siempre responden al estereotipo que circula tanto en los discursos disciplinares como en los del sentido común. Lo determinante no es el producto, sino la relación con el producto y el modo de vida en que se inscribe su uso. Por lo general los consumidores/usuarios de drogas quedan inscriptos socialmente dentro de dos lógicas que lograron la hegemonía en el tratamiento de estos temas, la que pretende su “cura”, o  lógica sanitaria, y la que busca el “control”, o lógica punitiva. Esto no significa que sean los dos únicos modos de analizar este fenómeno, por el contrario, en el desarrollo del curso daremos cuenta de otras lógicas que también están presentes socialmente.

En el desarrollo del curso se llevará a cabo el recorrido histórico, político-ideológico que da cuenta de la construcción del consumo de drogas como “problema social” para luego desarrollar y analizar los diferentes modelos que se utilizan desde las diferentes disciplinas para explicar y abordar el consumo de drogas.

Desarrollaremos luego el paradigma de promoción de la salud como marco teórico elegido para poder analizar el consumo de drogas. La elección de este paradigma se debe a que, tanto nuestras prácticas concretas con los jóvenes como nuestras investigaciones, nos brindaron una variada gama de herramientas para poder dar cuenta del consumo de drogas en los jóvenes desde una mirada integral y compleja.

Los datos estadísticos ameritan que se realicen políticas de prevención del consumo entre los jóvenes, lo que no se ha llevado a cabo de forma sistemática en el país. El ámbito escolar es un escenario privilegiado para realizar estas políticas. En el caso de la escuela como entorno saludable, es básica la capacitación de los docentes en la temática del consumo problemático de drogas, desde una perspectiva que les permita una visión amplia del tema, sin estereotipos ni censuras.

La capacitación a la que apunta el Proyecto no contempla únicamente la transmisión de información, sino fundamentalmente a trabajar actitudinalmente para relacionarse mejor con los jóvenes y reconocer la propia escala de valores con respecto a las drogas y a otras dimensiones de la culturas juveniles, así como a desarrollar recursos y habilidades para enfrentar situaciones temidas vinculadas con el consumo de drogas en la escuela.

Fuente: Ministerio de Educación de la Nación

Imagen: Mi página