Archive for septiembre, 2010


Microsoft finalmente actualizó Internet Explorer y mostró la versión 9 de su navegador, con un aspecto estilizado y mayor soporte de estándares. Sus competidores, como Firefox, Chrome u Opera, también están renovando sus propuestas.

El miércoles último, Microsoft presentó una versión en desarrollo (beta) del Internet Explorer 9 , el navegador con el que intentará recuperar parte del terreno perdido en los últimos años frente al Firefox de Mozilla y al Google Chrome

Con la versión 6, de 2001, el IE tuvo un dominio casi absoluto durante la primera mitad de la década, para luego ir perdiendo peso frente al Firefox de Mozilla. Hoy lo usan el 60% de los usuarios, seguido por Firefox (más del 30%) y el resto de los navegadores (Chrome, Opera , Safari ).

El IE9 (cuya versión de prueba puede descargarse de la página www.labellezadeinternet.com , disponible sólo para Windows Vista y 7) incluye varias novedades. En las pruebas que hicimos en la Redacción encontramos que es más ágil y económico de recursos que las versiones anteriores. Ofrece un look minimalista al estilo Chrome, con poco borde para maximizar el espacio disponible para mostrar la página Web, y una sola caja que sirve para ingresar direcciones e iniciar búsquedas. No hay menús, sino tres íconos que permiten configurar el navegador.

El navegador respeta más los estándares de la Web, incluido HTML5, al que da soporte: es la nueva versión del lenguaje con el que se programan páginas Web, y tiene más opciones para incluir contenido multimedia en una página o hacer que se comporte como una aplicación. El IE9, además, aprovecha el hardware de gráficos de la PC para acelerar la reproducción de videos y contenido multimedia, y tiene un nuevo motor de Javascript, para cargar las páginas más rápido.

También permite crear accesos directos a sitios en la barra de tareas (con ícono propio), administrar pestañas y agregados como procesos independientes (si uno se cuelga el resto del navegador sobrevive, en teoría), ver los sitios más usados (una suerte de marcador rápido, como creó Opera y que hoy ofrecen también Chrome y Safari), y acceder a un administrador de descargas de archivos.

El resto de los navegadores también se actualiza. Firefox liberó recientemente la versión 3.6.10, que corrige errores de la edición anterior. Y la versión en desarrollo de Firefox 4 ( www.mozilla.com/es-ES/firefox/beta/ ) también deja ver una interfaz más sencilla y permite tener sitios que visitamos con frecuencia como accesos directos dentro del navegador, agrupar pestañas y renombrarlas, e incluye soporte para HTML5, aceleración de video por hardware y un mayor control de los elementos de privacidad presentes en el navegador.

Google, por su parte, presentó a principios de mes la versión 6 de su navegador ( www.google.com/chrome?hl=es ), que suma parches y optimizaciones, y la posibilidad de sincronizar los datos del usuario entre varios equipos (marcadores, extensiones, temas y más). Según la compañía, la versión 7 de su navegador será 60 veces más rápida que la 6 gracias al uso del hardware de video para acelerar la composición de las páginas en pantalla.

Opera presentó la versión 10.62 de su navegador ( www.opera.com/browser/ ), que mejora la performance de la aplicación y ofrece más soporte para HTML5. En lo cosmético, permite cambiar el tamaño de las pestañas para ver una miniatura de cada página abierta, y mantiene las herramientas que permiten montar una página Web para compartir fotos y videos desde el navegador.

Apple sigue apostando por Safari, el navegador basado en WebKit disponible para PC y Mac ( www.apple.com/safari/ ), con mejor soporte HTML5, una página de inicio con acceso directo a los sitios más frecuentados, aceleración por hardware, y el modo Lector , que agranda y destaca el texto de una página y oscurece el resto del sitio, para facilitar la lectura de blogs y sitios de noticias.

En el mundo móvil, además de Opera Mini ( www.operamini.com , disponible para todas las plataformas móviles modernas), Android sumó el navegador Opera Mini ( home.dolphin-browser.com/tunny/Home.htm ), que detecta gestos en pantalla, permite identificarse como un browser de PC frente a un sitio y admite agregados. Y Nokia presentó su navegador para móviles de la serie S40 ( store.ovi.com/content/51924 ). Usa una tecnología similar a la de Opera: delega en un servidor la tarea de simplificar una página Web para poder mostrarla aun en dispositivos muy modestos.

Autor: Ricardo Sametband

Fuente: La Nación

Anotate desde la Web

Este link permitirá, que mientras leas está página y otras, tengas la posibilidad de anotarte desde allí.

http://eventioz.com/events/rosario-valley–3/registrations/new?iframe

También podes hacerlo directamente en Eventionz, buscando Rosario Valley o enviarnos un email a: valleyrosarino@gmail.com y encontrarnos en twitter en @valleyrosarino.

Y si querés unirte al equipo de Valley Rosarino, escribinos un e-mail, y nos ponemos en contacto con vos.

Por Cyberfrancis

Con la evolución de las plataformas sociales, y por tanto, compartir los contenidos de nuestros sitios web en dichas plataformas, hacen que los visitantes prefieran interactuar a través de dichas plataformas, dejando nuestros contenidos sin interacción desde nuestro espacio web. Eso podría cambiar si aplicamos la solución que nos propone Sharebacks.

Sharebacks es un sistema de comentarios avanzado para sitios web que va más allá de la simple reacción mediante comentarios, ya que permite a nuestros visitantes interactuar en tiempo real con otros usuarios compartiendo textos, enlaces e mágenes desde nuestro espacio web, y además permite recoger las conversaciones realizadas sobre nuestros contenidos en dichas plataformas sociales, y sobre todo, las interacciones pueden ser compartidas a través de Facebook y Twitter.

Su uso es de lo más sencillo, ya que basta con un rellenar un simple formulario e introducir los códigos que nos facilitan en nuestro sitio web, disponiendo si queremos de una demo dentro de Sharebacks para que nos hagamos mejor una idea de como quedarán las interacciones de nuestros visitantes gracias a Shareback.

Fuente: Sharebacks


Por Javier Muñiz

Kroobe es una web de anuncios clasificados que cualquiera puede usar de forma gratuita para ofrecer o solicitar un empleo a través de internet.

Una de sus mayores peculiaridades es que el registro no es obligatorio, ya que podremos loguearnos a través de nuestras cuentas sociales favoritas: Facebook, Twitter o LinkedIn, lo cual permite obtener de nuestros perfiles ciertos datos como nuestra ciudad de residencia, lo cual resulta muy útil para filtrar los resultados por cercanía.

Además de esto, también tendremos la posibilidad de intercambiar mensajes privados con otros usuarios y programar alertas para que Kroobe nos notifique cuando aparezca aquel trabajo que estamos buscando.

Por el momento no hay demasiados anuncios, pero el concepto es muy interesante, habrá que esperar a ver si la cosa se anima, porque promete.

Fuente: hatsnew

endeve es una nueva herramienta de facturación online dirigida especialmente a profesionales y empresas, enmarcada dentro de las denominadas aplicaciones Web 2.0.

Las aplicaciones Web 2.0 permiten la colaboración y el intercambio de información online mediante redes sociales, herramientas de comunicación, folcsonomías (categorización colaborativa por medio de etiquetas simples) o herramientas de generación colaborativa de contenidos. Ejemplos de aplicaciones Web 2.0 son Google Maps, GMail, Youtube, Flickr o del.icio.us.

endeve nace como una necesidad por desarrollar un proyecto paralelo a lo que ha sido hasta entonces nuestra actividad principal, la consultoría y el desarrollo de aplicaciones a medida, y dar respuesta a lo que creímos que era una carencia en el mundo de las aplicaciones Web: el desarrollo de una herramienta sencilla y usable para la gestión de facturas orientada a profesionales como nosotros, muchos de los cuales usan hojas de cálculo o simples anotaciones para administrar sus cuentas anuales.

Endeve

Endeve está diseñada con un objetivo claro: facilitar la vida a sus usuarios en la gestión de sus facturas. Su principal ventaja es su sencillez y su facilidad de uso. Cualquier persona puede emitir y gestionar sus propias facturas con un mínimo esfuerzo en apenas tres pasos.

Con endeve el control sobre las facturas es absoluto e inmediato. Para cada factura se conoce, entre otros datos, su número y fecha, quién es su cliente, a cuánto asciende su importe total, los pagos que se han realizado y el importe que todavía queda pendiente por cobrar.

Y todo de forma totalmente gratuita. Puede encontrar más informaciónes en www.endeve.com

Fuente: Endeve

La ley antidescargas francesa (Hadopi) empieza a caminar. Los principales proveedores de acceso han recibido la primera lista de direcciones de Internet donde se ha detectado tráfico de descargas ilegales, según la ley francesa. Ahora tienen ocho días para identificar a los titulares de las mismas y devolver la información a la autoridad administrativa que gestiona esta información. Una vez ésta tenga los datos en su poder, enviará una primera carta de advertencia a los internautas identificados advirtiéndoles de que se han detectado descargas ilegales en su máquina y conminándoles a que impidan este uso. En caso de que sigan detectándose descargas en la citada máquina, el titular recibirá un segundo aviso. Al tercero, puede ser sancionado con multa y corte de la conexión.

Esta primera remesa contiene una lista con varios centenares de direcciones. Los proveedores de acceso están obligados a suministrar la identidad y dirección postal del titular de la misma. En caso de no hacerlo, pueden ser multados con 1.500 euros por cada dirección no identificada.

Esta lista de direcciones la rastrean las sociedades de gestión de derechos que la elevan a la autoridad administrativa para que sea ella la que gestione la identificación del internauta. Las sociedades de gestión conocerán la identidad del sospechoso si el caso termina en los tribunales para que sea dictada la sanción final. Esta intermediación de las autoridades ha sido básica para salvar legalmente el proceso. En Suecia, donde las propias sociedades de gestión pueden dirigirse a los proveedores de acceso para reclamar la identidad de los sospechosos, la Corte Suprema ha remitido una consulta al Tribunal Europeo para que se pronuncie sobre la legalidad de esta práctica.

Las sociedades de gestión pueden enviar a la autoridad una llamativa cifra de direcciones de Internet por día: 150.000. La autoridad hace una selección y las remite a los proveedores de acceso. De momento, las cifras reales se sitúan en listados de 10.000 direcciones diarias en el caso de las descargas musicales. Uno de los problemas que actualmente enfrenta a los proveedores de acceso con las autoridades es el pago por los costes suplementarios que suponen a estas compañías privadas el rastreo e identificación de este voluminoso paquete de direcciones.

La ley francesa tiene previsto sancionar tanto al autor de las descargas como a aquel internauta, titular de una conexión, que no haya tomado las precauciones debidas para impedir que su red sea utilizado por un intruso con este propósito. Se trata de una polémica extensión del concepto de negligencia.

Fuente: Diario El País

Imagen: Todo es muy raro

Puede que sea el fin o puede que sea solo un cambio. El caso es que las tornas se han invertido. Hace 10 años los grandes supermercados de la cultura se comían el mundo. Hoy se desvanecen, barridos por la marea digital. En la capital de Estados Unidos, Washington, ha cerrado la única librería que hay cerca de la Casa Blanca, de la cadena Border’s . Dentro de poco sucederá lo mismo con una emblemática librería: Barnes & Noble de Nueva York. En la era de Internet, las grandes cadenas de consumo cultural, que amenazaban con homogeneizar el mundo en los años noventa, son cosa de un pasado que puede quedar tan distante como un folletín por entregas.

Los emblemas del consumismo hacen agua. Barnes & Noble acumula una deuda de 46 millones de dólares (34,4 millones de euros) y un grupo de accionistas ha abierto una guerra interna con su cuadro directivo. Border’s registró unas pérdidas de 46 millones en el segundo cuatrimestre de este año. En verano del pasado ya cerraron todas las tiendas Virgin Megastore de EE UU. Ironías de la casuística empresarial: ha caído el modelo de consumo masivo y ha regresado la pequeña tienda, el pequeño comercio de trato personal y cara amable. En el ocaso del gigantesco bazar cultural, rebrotan en EE UU las librerías independientes.

Hace una década, un escenario semejante era impensable. En el largometraje de 1998 Tienes un e-mail, de Nora Ephron , el empresario Joe Fox (Tom Hanks) discute con su gerente Kevin (Dave Chapelle) sobre la próxima apertura de su nueva gran superficie de venta de libros en el Upper West Side neoyorquino. “Nos van a odiar desde el principio”, dice Jack. “¿Por qué?”, le pregunta Kevin. “Porque les vamos a vender libros baratos y estimulantes, adictivos y legales. Y mientras, colocaremos un gran cartel en el que se lea: ‘Próxima apertura, Fox Books, un gran almacén y el final del mundo occidental tal y como ustedes lo conocen”.

Era una opinión generalizada a finales de los años noventa que las pequeñas librerías de barrio iban a desaparecer primero de EE UU y, luego, del resto del mundo, sepultadas bajo una montaña de libros en oferta, comercializados al modo de los supermercados, en grandes cadenas, como Barnes & Noble, Border’s o Walden Books. Titulaba precisamente en 1998 el diario The New York Times: “Las librerías independientes no aguantan contra la marea”. Explicaba el diario que en siete años su parcela de negocio en la venta de libros había caído de un 31% a un 19%.

Resulta, finalmente, que la ficticia Fox Books, y las grandes superficies a las que representa en la película Tienes un e-mail, no acabaron con el mundo occidental tal y como se lo conoce. Es cierto, cerraron muchas pequeñas librerías. Pero en los años recientes han abierto muchos nuevos comercios, para cubrir el hueco que están creando las grandes superficies que cierran ya a un ritmo imparable. Por ejemplo, desde hace un año, Washington alberga dos nuevas librerías de segunda mano, Kulturas, regentadas por el matrimonio conformado por Andrew McDonald e Irene Coray.

“Las librerías que aguantaron el envite de los pasados 20 años pueden aprovechar este momento”, explica McDonald, que en el pasado regentó otras tiendas de ese mismo tipo tanto en Washington como en la zona metropolitana de Los Ángeles. “Uno nunca se hace rico con este negocio, pero es cierto que los próximos 10 años podrían ser relativamente beneficiosos. Estas son librerías que nosotros entendemos como un servicio a la comunidad. Conocemos a fondo nuestro inventario, lo hemos elegido personalmente, podemos aconsejar bien al lector. Todo eso es una ventaja que puede beneficiar a la comunidad, y el explotar esos recursos puede ser nuestra oportunidad”.

Los avances tecnológicos han polarizado el mercado. Por un lado, se hallan las librerías como las que regenta McDonald, lugares agradables y de culto a la lectura, donde el hábito de comprar un libro se convierte casi en una práctica social. Por otro, están los nuevos desarrollos cibernéticos: los libros electrónicos que se manifiestan en pantallas de tabletas como el Kindle de Amazon o el iPad de Apple por arte de descarga inalámbrica. Lo que quedó en medio, la gran superficie, se suma en un presente confuso.

Sigue leyendo