El 26 de agosto del 2010, se estrenó en el cine El Cairo, con localidades agotadas, el documental con características sociales “Punto Qom”, dirigido por el rosarino Fernando Herrera y un mar de girasoles (palabras extraídas de la página de una red social) que acompañaron esta aventura fílmica para colaborar y contener como grupo la maravilla que se había presentado en el Auditorio de la Librería Ross.

La presentación a cargo de Silvina Ross (a quien conozco de mis años universitarios, pues yo estudiaba con su hija mayor) y la descripción del guionista/director de esta maravillosa obra Fernando Herrera, lograron captar la atención de los asistentes con las palabras que iban comunicando. De pronto, irrumpió en la pantalla, el producto terminado “punto qom”; cada instante que iba pasando, brindaba mayor atracción al público presente y a quienes estaban pendiente del documental.

El aspecto social fue un enlace con los presentes, consiguiendo que sea un espacio de reflexión mientras miraban el film y que la proyección de tal magnífica obra sea un camino abierto a la convivencia con los derechos de todas las personas que habitan el suelo argentino, respetando las costumbres de los pueblos originarios y transmitiendo la sensibilidad de las personas que conforman Giraluna, a quienes estaban atrapados por la excelencia de la presentación.

Leyendo los comentarios que los asistentes hicieron al respecto, mis palabras finales son: excelente material, producido por un director y la precisa focalización temática en contenidos de alto social.

¡Felicitaciones al equipo de Giraluna!