Microsoft finalmente actualizó Internet Explorer y mostró la versión 9 de su navegador, con un aspecto estilizado y mayor soporte de estándares. Sus competidores, como Firefox, Chrome u Opera, también están renovando sus propuestas.

El miércoles último, Microsoft presentó una versión en desarrollo (beta) del Internet Explorer 9 , el navegador con el que intentará recuperar parte del terreno perdido en los últimos años frente al Firefox de Mozilla y al Google Chrome

Con la versión 6, de 2001, el IE tuvo un dominio casi absoluto durante la primera mitad de la década, para luego ir perdiendo peso frente al Firefox de Mozilla. Hoy lo usan el 60% de los usuarios, seguido por Firefox (más del 30%) y el resto de los navegadores (Chrome, Opera , Safari ).

El IE9 (cuya versión de prueba puede descargarse de la página www.labellezadeinternet.com , disponible sólo para Windows Vista y 7) incluye varias novedades. En las pruebas que hicimos en la Redacción encontramos que es más ágil y económico de recursos que las versiones anteriores. Ofrece un look minimalista al estilo Chrome, con poco borde para maximizar el espacio disponible para mostrar la página Web, y una sola caja que sirve para ingresar direcciones e iniciar búsquedas. No hay menús, sino tres íconos que permiten configurar el navegador.

El navegador respeta más los estándares de la Web, incluido HTML5, al que da soporte: es la nueva versión del lenguaje con el que se programan páginas Web, y tiene más opciones para incluir contenido multimedia en una página o hacer que se comporte como una aplicación. El IE9, además, aprovecha el hardware de gráficos de la PC para acelerar la reproducción de videos y contenido multimedia, y tiene un nuevo motor de Javascript, para cargar las páginas más rápido.

También permite crear accesos directos a sitios en la barra de tareas (con ícono propio), administrar pestañas y agregados como procesos independientes (si uno se cuelga el resto del navegador sobrevive, en teoría), ver los sitios más usados (una suerte de marcador rápido, como creó Opera y que hoy ofrecen también Chrome y Safari), y acceder a un administrador de descargas de archivos.

El resto de los navegadores también se actualiza. Firefox liberó recientemente la versión 3.6.10, que corrige errores de la edición anterior. Y la versión en desarrollo de Firefox 4 ( www.mozilla.com/es-ES/firefox/beta/ ) también deja ver una interfaz más sencilla y permite tener sitios que visitamos con frecuencia como accesos directos dentro del navegador, agrupar pestañas y renombrarlas, e incluye soporte para HTML5, aceleración de video por hardware y un mayor control de los elementos de privacidad presentes en el navegador.

Google, por su parte, presentó a principios de mes la versión 6 de su navegador ( www.google.com/chrome?hl=es ), que suma parches y optimizaciones, y la posibilidad de sincronizar los datos del usuario entre varios equipos (marcadores, extensiones, temas y más). Según la compañía, la versión 7 de su navegador será 60 veces más rápida que la 6 gracias al uso del hardware de video para acelerar la composición de las páginas en pantalla.

Opera presentó la versión 10.62 de su navegador ( www.opera.com/browser/ ), que mejora la performance de la aplicación y ofrece más soporte para HTML5. En lo cosmético, permite cambiar el tamaño de las pestañas para ver una miniatura de cada página abierta, y mantiene las herramientas que permiten montar una página Web para compartir fotos y videos desde el navegador.

Apple sigue apostando por Safari, el navegador basado en WebKit disponible para PC y Mac ( www.apple.com/safari/ ), con mejor soporte HTML5, una página de inicio con acceso directo a los sitios más frecuentados, aceleración por hardware, y el modo Lector , que agranda y destaca el texto de una página y oscurece el resto del sitio, para facilitar la lectura de blogs y sitios de noticias.

En el mundo móvil, además de Opera Mini ( www.operamini.com , disponible para todas las plataformas móviles modernas), Android sumó el navegador Opera Mini ( home.dolphin-browser.com/tunny/Home.htm ), que detecta gestos en pantalla, permite identificarse como un browser de PC frente a un sitio y admite agregados. Y Nokia presentó su navegador para móviles de la serie S40 ( store.ovi.com/content/51924 ). Usa una tecnología similar a la de Opera: delega en un servidor la tarea de simplificar una página Web para poder mostrarla aun en dispositivos muy modestos.

Autor: Ricardo Sametband

Fuente: La Nación