daniel-tammet

Daniel Tammet tiene un cerebro excepcional, increible. Si le dices cualquier fecha, es capaz de decirte que día de la semana fue, o puede hacer cálculos complejos en cuestión de segundos. Fue capaz de memorizar 22,514 dígitos del número Pi en una semana. También fue capaz de aprender islandés, uno de los idiomas más complejos, en tan sólo una semana. Lo que es más increíble, es capaz de explicar el proceso de su pensamiento: Ve los números como colores, formas y sensaciones (sinestesia). Cuando hace un cálculo, en su mente aparece una mancha de color y simplemente recita un número que resulta ser la respuesta correcta. Esto también posibilita que su memoria sea excepcional. En su mente cada número tiene una forma y un sentimiento únicos. Puede ver los resultados de cualquier cálculo como un paisaje único, y puede saber al instante si cualquier número es primo o compuesto. Para él, el número 289 es particularmente feo, el 333 muy atractivo, y pi excepcionalmente bello. Además, Tammet no se queda en describir los números visualmentes, ya que también pinta obras de arte (por ejemplo su particular acuarela sobre PI).

Fuente: Rayo Digital